El blog de RinoaUnica

Me presento, soy Rinoa Única, ama y señora de este, el blog más enrollado de todo internet... ^_^

Muchos me conocereis por mi canal en youtube, que anteriormente era "RinoaUnica", y ahora es: "MelinaRinoa"

http://www.youtube.com/user/MelinaRinoa

Saludos a todos los visitantes!

Os invito a quedaros un ratito... aquí hay muchas cosas interesantes: Final Fantasy, Anime, cine, música, novela fantástica, descargas... Además podrás encontrar todos mis montajes de video, acerca de Final fantasy y otros temas. No te olvides de dejarme un saludo, y así una huella de tu paso.

Si te gusta la fantasía, te recomiendo la sección de "Edelweiss de Nume", mi novela de género fantástico que tras ganar el certamen "Esperanza literaria 2009", ha sido publicada en mayo de 2010, y ya puede adquirirse bajo pedido online y en algunas librerías gallegas. Podeis hacer vuestras reservas y solicitar información en:

http://edelweissdenume.blogspot.com/

edelweissdenume@hotmail.com

Rinoa_Unica@hotmail.com

Pincha aquí para ver el reportaje

Pulsa en este enlace para ver el NUEVO BLOG DE EDELWEISS DE NUME:

http://edelweissdenume.blogspot.com/

¡Comparte este blog con todo el mundo!

http://www.wikio.es

Posts Recientes - Recent Posts

martes, 2 de febrero de 2010

Relato de Terror; Dedicado a Valentina y Pablo, de Facebook



Erase que se hubo, dos valientes en facebook. Sus nombres eran (y de hecho siguen siendo) Pablo y Valentina. Ambos me pidieron que les diese vida en uno de mis relatos... concretamente en uno de terror.

Y este es el resultado:

La cadena de la muerte.


Valentina tenía miedo. Aquella sensación era contradictoria a su gallardo nombre… pero no podía evitar estremecerse, y al mismo tiempo, tampoco podía despegar su mirada de la pantalla del ordenador. Allí surgían letras de la nada… alguien al otro lado las escribía… pero por su mensaje, y el influjo que provocaban, su hostigador bien podía estar expresándose desde la mismísima orilla de la muerte… Ella nunca debería haberse negado a reenviar aquella cadena que irrumpió en su email…

- - Pablo… Pablo…

Los labios de Valentina comenzaron a repetir ese nombre, moviéndose como si alguien los obligase, haciéndole hablar cada vez más alto hasta que acabó gritando, posesa de su miedo y de una extraña influencia. Los dedos de la muchacha lucharon por despegarse del teclado, pero parecían haber sido sellados a este. Valentina se revolvía desesperada en su lucha por alejarse, pero a pesar de su brutal forcejeo, su mirada continuaba fija en la pantalla. “Si no reenvías esta cadena de la muerte, morirás” –Recordó el email aterrorizada-. Ella nunca creyó en esas chorradas… No hasta ese preciso momento.

Finalmente, exhausta y con los dedos ensangrentados a causa del inútil esfuerzo, Valentina se dejó caer sobre la silla, agotada por la lucha contra la pantalla de su propio ordenador de sobremesa; aquel cristal oscuro en el que parpadeaban palabras, intermitentes como una gotera, y tortuosas como tener una encima durante un mes.

A su espalda sintió una vocecilla con una tonalidad gélida e inquietante, como si perteneciese a un fantasma. Aquel ser que ahora la acechaba desde detrás, comenzó a repetir su nombre primero entre susurros, y finalmente gritando estridentemente.

- - - Valentina… ¡Valentina! Mañana el sonido de mi propio nombre te matará…

Fue tal el terror de la joven ante ambas amenazas que la rodeaban, una de frente y otra desde su espalda, que acabó desmayándose de la impresión.

Amaneció en su cama. El cuarto estaba en orden, el sol se filtraba por las rejillas de la persiana, y con su calidez daba un toque optimista a la estancia. Valentina se levantó de un salto, y lo primero que hizo fue comprobar que el ordenador estuviera apagado… Y así era. Ya más tranquila, se vistió con calma, tomó su mochila del suelo, y salió de la habitación dispuesta a desayunar e ir calmadamente al colegio. En aquella calurosa e iluminada mañana, Valentina se sentía tan bien que hasta se rió sola mientras recordaba su pesadilla de camino a clase. Traspasó la puerta de su aula tan ensimismada en sus propios pensamientos, que no reparó en su nuevo compañero hasta que chocó contra él.

- - ¿Una mala noche? -Preguntó el muchacho, de rostro tétrico y extremadamente pálido, fijándose detenidamente en las ojeras de Valentina-

- ¿ - Eres nuevo en el colegio? –Observó la joven cortésmente- ¿Cómo te llamas?

- P - Pablo… -Esa fue toda la respuesta que Valentina obtuvo antes de desplomarse-


4 comentarios:

valentinam95 dijo...

Esta genial ! me encanta y sii es divertido gracias melina te pasaste!

Rinoa Unica dijo...

de nada wapa, besos!

valentinam95 dijo...

como que de nada !! siempre tan modesta ... ya te dije que me voy a poner a llorar con tu sencilles ^^

Rinoa Unica dijo...

jajaja, q exagerada ;-P

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares